Si vives en una comunidad de vecinos, seguramente que tu piscina ya esté hibernando desde finales de septiembre o primeros de octubre. Pero, si cuentas con este tipo de instalación acuática en tu chalet o vivienda particular, puede que aún la tengas funcionando a pleno rendimiento.

Con las buenas temperaturas que hemos tenido este 2022 hasta mediados de noviembre, y si se adelanta la primavera, más de algún usuario se estará planteando si aguantar ya hasta la siguiente temporada de verano con la piscina descubierta.

Por este motivo, como especialistas también en el cuidado de instalaciones particulares, en este artículo te vamos a explicar cómo mantener una piscina en invierno por tu cuenta y qué opciones tienes de cara a las bajadas de las temperaturas.

Si sigues estos consejos o sueles tomar las acciones correctas durante el periodo invernal, verás cómo logras reducir los costes y ganar tiempo de cara a la puesta en marcha el próximo año.

 

Llegado el invierno de verdad, ¿qué opciones tienes con tu piscina?

Cada instalación acuática es distinta y cada una requiere un tipo de atención. Por tanto, si quieres saber cómo mantener la piscina en invierno tienes que tener en cuenta diversos factores:

  • Técnica de desinfección: cloro (que suele dar más trabajo) o cloración salina (piscinas saladas)
  • Dimensiones y estructura
  • Frecuencia de uso
  • Ubicación

 

cuidados de la piscina en inviernoUna vez llegado el invierno, tienes 3 opciones, que se reducen a 2 por práctica: realizar el invernaje de la piscina con la colocación de la lona de invierno o seguir manteniéndola al aire libre, pero a baja intensidad.

La tercera opción es el vaciado del vaso pero, por el contrario de lo que opinan muchas personas, es la peor decisión, ya que puedes dañar la piscina. Estos son los motivos por los que puedes vaciar la piscina en invierno.

Como expertos en mantenimientos de piscinas, desde Serpasat siempre recomendamos la opción del cobertor de invierno. Es la forma más rentable y práctica para conservar las propiedades del agua. Con ciertas revisiones y acciones eventuales, la piscina se mantiene perfectamente hasta la temporada de verano.

Pero si prefieres dejarla al aire libre, para que tu instalación luzca como siempre y tu propiedad quede más vistosa o, simplemente, porque crees que puedes aprovecharla en algún momento, más abajo te explicamos cómo mantener la piscina en invierno por ti mismo.

 

Cuidados básicos para preparar tu piscina de cara invierno

Independientemente del método de conservación de tu piscina, durante los meses más fríos te recomendamos seguir estos pasos para prepararla a este periodo de hibernación o semi invernaje:

  • Revisa el nivel del agua y sitúalo debajo de los skimmers
  • Limpia la superficie del agua, la línea de flotación y el suelo con el limpiafondos
  • Realiza un lavado y enjuague del filtro para que también queden limpios.
  • Vacía los tubos de los skimmers para evitar que se congelen en el caso de que en tu propiedad o en la ciudad donde residas suela haber heladas.
  • Si tienes una piscina con clorador salino, apágalo si tu fabricante te lo recomienda y usa pastillas de cloro.
  • Reduce las horas de funcionamiento de la depuradora
  • Ajusta los niveles de PH y cloro
  • Coloca un flotador o unas garrafas de agua en el interior del vaso si suele congelarse el agua

Y si necesitas más información aquí puedes conocer cómo prepararte para las heladas de tu piscina.

 

Cómo mantener una piscina en invierno por tu cuenta

mantener piscina en inviernoEn el caso de que quieras mantener la piscina durante los meses invernales, con las siguientes indicaciones lo podrás hacer tú mismo. Sigue estos consejos:

  • Revisa el nivel de la piscina eventualmente. Sobre todo, los días de mucha lluvia.
    Incluso, si hay temporal de lluvia o viento, puedes poner el cobertor hasta que pase este clima, y seguir disfrutando de tu agua cristalina.
  • No dejes que se acumule la suciedad y pasa la red o el limpiafondos cuando haya residuos
  • Reduce la cantidad de cloro (puedes consultar en las instrucciones del fabricante)
  • Baja las horas de recirculación de la piscina
  • Revisa los niveles de cloro y ph, al menos, una vez al mes
  • Si tu piscina está cerca de vegetación aumenta la frecuencia de limpieza del filtro (recomendable cada dos o tres semanas)

Si quieres, también tienes la opción de aprovechar tu instalación y bañarte, aumentando varios grados la temperatura del agua. Conoce cómo calentar el agua de una piscina.

 

Y si necesitas ampliar tus nociones sobre la conservación de las piscinas en los meses de frío pincha aquí.

Ahora que ya sabes cómo mantener una piscina en invierno, si prefieres dejarlo en manos de profesionales o necesitas otro servicio con el que podamos ayudarte, puedes escribir o llamar a Serpasat.

CONTÁCTANOS

Síguenos en:
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?